Reducir las peleas entre hermanos

 En Psicología, Psicología infantil

En toda familia con más de un hijo, es normal que haya peleas entre hermanos, es algo que pasa frecuentemente. Las peleas constantes pueden llegar a ser estresante e innecesarias.

Las peleas entre hermanos ocurren por muchos motivos como, por ejemplo, una simple diferencia de edad, celos, falta de privacidad, y muchos motivos más. Cualquier excusa es buena cuando tienen ganas de discutir o pelearse.

La cuestión es, ¿Cómo reducimos esas peleas?

Aunque es difícil evitar las peleas, sí que podemos hacer que ocurran cada menos tiempo y con menor magnitud.

  • Tienes que prestar la misma atención a todos los hijos. Es normal que no sea todo equitativo al 100%, pero cuando lo necesiten tienes que estar ahí para ellos. Y si mas de uno o una requiere tu atención, intenta hacer algo que os una más a todos.
  • Hay muchos factores que desencadenan estas peleas, por ejemplo, el cansancio, la ira, el mismo aburrimiento, etc.
  • Es muy importante que los niños aprendan a utilizar las palabras y no las manos, para resolver los problemas. Es muy común que cuando se pican por querer tener algo que también el otro quiere, que lleguen a las manos, pero ahí tienes que estas tú, para repetirles las veces que sea necesario, que tienen que hablar las cosas.
  • En ocasiones, los hermanos mayores tienden a ser demasiado protectores o a mandar a los más pequeños, haciendo verse más padres que hermanos. Es bueno que el hermano mayor cuide al pequeño, pero sin pasarse. Tienes que dejar clara cual es la posición o responsabilidades de cada uno de ellos.
  • Si ven la violencia reflejada en las personas a las que toman como referente, es muy probable que repitan esa acción contra sus hermanos.
  • Tienes que enseñarles a tus hijos a relajarse, para que se tomen las cosas con más calma y así no salten a la primera.

Aun siguiendo estas pautas, como ya he comentado antes, pueden seguir teniendo conflictos entre hermanos, así que voy a daros unos consejos para que lo podáis tratar con ellos.

  1. Encuentra un buen momento y lugar para hablar con ellos, en el cual no os interrumpan. Después de una comida, puede ser una gran oportunidad.
  2. Se que es difícil, pero tienes que conseguir que hablen sobre como se sienten, para que enfoquen de otra forma el conflicto y se puedan entender entre ellos.
  3. Es muy importante que ambos hermanos tengan la oportunidad de explicarse y de ser escuchados.
  4. Si ves que los niños no respetan el turno de palabra, utiliza un objeto, como una pelota, y que solo pueda hablar quien la tenga en la mano.
  5. Los padres tienen que ser imparciales. Que tus hijos no vean que tomas partido, no favoreces a uno de ellos.

Recuerda que en Más Vida Psicólogos Fuengirola estamos para ayudar a vuestros hijos o a vosotros. ¡Pide tu cita!

Publicaciones Recientes